A.




Tengo las manos calientes.

¿Es que acaso ya pude tocarte?


Estabas ahí, dormida.

¿Cómo podía estar yo tan cerca y tú tan accesible, pero a la vez, yo, tan lejos de alcanzarte y tú, indiferente a cualquier señal mia?

Duermes y yo te observo, te cuido. Soy, ahora, guardián de la noche y solo para ti esta noche.

Contaba cada una de tus pecas. 17 en la derecha y 22 en la izquierda. 1 lunar en el cuello.

Podía oler, casi sin acercame mucho, ese perfume a sudor fermentado entre tu pecho y tu pijama.

Mis manos preguntan si puedo tocarte. Mis ojos piden desesperadamente verte gigantemente hermosa.
Mis labios insisten en sentirte. Mi pecho grita fundirse con el tuyo.

No podía. No podía hacer nada más que cuidarte.
Aún ahí, tan dulce e indefensa... esa figura siniestra e intocable no deja de provocar en mi las ganas de eliminarla completamente de mi mente.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta!

Daphne dijo...

concuerdo con el anónimo

Malu dijo...

me cagaste el cerebro aaaaaaaaaa porque a mi porque escribes eso, xq me siento jodidamente identificada con lo que acabo de leer? Definitivamente me paso durante un buen tiempo y ahora es dificil de olvidar.

Ambar Violeta dijo...

Y aunque se quiera eliminar, allí va seguir, un sueño fantasma, un deseo que te hace más humano, tan humano que puedes llegar a ser un guardian de la noche, compañero del alma.

chartiercarla dijo...

Acabo de llegar a tu blog y algo que me ah pegao a tu blog es tu video de bb amo bb y me encanta cada una de sus canciones del primer y segundo albun hace unos dias pude conseguir el albun de bb aqui aunque nunca imagine y no me canso de oir cada una de sus canciones y esta cancion es una de las mejores que tiene con tu silencion razones y siempre me quedara
exitos siempre a ti::

Copyright © 2009 - El poder decir - is proudly powered by Blogger
Smashing Magazine - Design Disease - Blog and Web - Dilectio Blogger Template